Después de trabajar con CapitánNada es de nadie

  • Se trabaja la agresividad y el liderazgo adquirido por el Salchica reclamándole su cesto y cediéndoselo al Pastor Alemán, haciéndole entender que el liderazgo pertenece a los humanos y son ellos los que les permiten situarse en un espacio u otro de la casa
  • Se trabaja la obediencia.
  • Se calma la ansiedad.

Enseñando a Capitán

Sesión de trabajo - Vídeo 1
Sesión de trabajo - Vídeo 2